Hoy día, los equipos de Aire acondicionado más avanzados y de mayor calidad cuentan con la tecnología inverter, que ha revolucionado el mundo de la climatización gracias a sus enormes ventajas con respecto a los que emplean tecnología fija, o no inverter.

Mayor velocidad a la hora de calentar o enfriar un espacio

A pesar de contar con un arranque mucho más moderado, lo que provoca que no haya una caída en la intensidad de la corriente eléctrica, en pocos minutos alcanza una potencia que en muchos casos puede llegar hasta el 140% de su capacidad nominal. Con ello se consigue que a igualdad de potencias, un inverter sea capaz de climatizar una estancia en mucho menor tiempo.

Consumo más moderado, mayor eficiencia energética

Gracias a que los inverter pueden variar su potencia, el consumo energético se ve beneficiado. Además, debido a su capacidad para adaptarse a las temperaturas externas, mediante el cambio en la velocidad del compresor, o el ventilador de la unidad condensadora, consiguen funcionar siempre de forma óptima, independientemente de que haga mucho frío o calor.

Mayor grado de confort

Ello se consigue gracias a que las unidades inverter son capaces de alcanzar la temperatura de climatización en menos tiempo, y además, una vez conseguida, la mantienen de forma precisa, ya que gracias a que son capaces de regular la potencia del compresor, evitan las fluctuaciones de temperatura.

Precisamente gracias a ello, el motor trabaja de forma más constante consiguiendo no rebasar por exceso o por defecto la temperatura deseada.

Mejor rendimiento

El coeficiente energético de los equipos con tecnología inverter es muy superior, y llega incluso al doble de rendimiento. Ello se traduce en términos energéticos, en que con la mitad de consumo son capaces de climatizar cualquier espacio.

Capacidad de trabajar en un mayor rango de temperaturas externas

Las unidades inverter son capaces de trabajar con temperaturas exteriores de hasta -15ºC, ya que no tienen el problema de la escarcha. El propio equipo dispone de sondas de temperatura que regulan el flujo de gas, lo que les permite aumentar el rendimiento y evitar que la unidad exterior condensadora llegue a congelarse, provocando que el aparato deje de funcionar hasta que desaparezca el hielo.

En definitiva, queda claro que los beneficios aportados por los equipos con tecnología inverter son muy superiores a los de velocidad fija, tanto a nivel de confort, ahorro energético y rendimiento. Además, su capacidad para trabajar en un enorme rango de temperaturas, los hace ideales para su instalación en cualquier ubicación geográfica, independientemente de su climatología. Si desea conocer o tienes duda sobre que capacidad necesita Tu Aire Acondicionado para tu hogar, oficina o empresa, no dudes ponerte en contacto con el equipo de Winstar Bolivia 

Pin It on Pinterest

Share This