Al momento de elegir una heladera, las personas quedan cautivas del consumo de ese equipo por muchos años, por lo tanto,  es importante que sepas que se puede elegir la heladera que mejor eficiencia energética tenga, es decir igual prestaciones con menor consumo.

En nuestro país se usa una etiqueta comparativa de eficiencia energética la cual contiene información que describe el consumo eléctrico anual, los volúmenes de alimentos refrigerados y/o congelados, la clasificación en estrella y la clase climática.

El etiquetado de eficiencia energética es una herramienta muy poderosa del país para reducir el consumo energético y poder aplicar los ahorros del desarrollo del mismo.

Es decir que  no puede haber en el mercado nacional este tipo de equipos sin su correspondiente etiquetado, que debe figurar en la puerta o en algún lugar visible donde el comprador pueda conocer estos datos a la hora de elegir.

La etiqueta contiene una escala de eficiencia energética que comprende siete clases de eficiencias distintas, categorizadas mediante letras y colores. Con el extremo superior de la escala de color verde, correspondiente a la clase A, se indica a los equipos más eficientes. Con el extremo inferior, de color rojo, correspondiente a la clase G, se indica a los equipos menos eficientes.

Vemos que la etiqueta hace referencia sobre la marca y el modelo, el nivel de eficiencia energética del aparato, como así también información acerca del consumo de energía y demás características del equipo, dependiendo del electrodoméstico que se analice.

Los datos presentados en la etiqueta se determinan mediante ensayos específicos en las normas IRAM (Instituto Argentino de Normalización y Certificación) a los fines de establecer una comparación entre los diferentes equipos y su consumo de energía.

Conocer del etiquetado de eficiencia energética le permitirá al consumidor poder evaluar la compra de un electrodoméstico, como por ejemplo una heladera, teniendo en cuenta el consumo de energía eléctrica en KWh/año que tendrá la misma, y compararlo con otra de igual prestación.

Muchas veces, ocurre que un equipo de menor eficiencia energética tiene un precio de compra más bajo que otro más eficiente, pero generalmente ese aparente ahorro inicial no es tal, ya que el equipo de mayor consumo (menor categoría de eficiencia energética) representará un costo mayor en la facturación de energía eléctrica.

Hay que tener presente también que, la incorporación de electrodomésticos de elevada eficiencia energética significa la posibilidad de tener el mismo o mayor confort con un menor consumo energético, lo cual  impactará no solo a nivel individual frente a la factura del servicio de electricidad, sino también a nivel social, gracias al mayor cuidado del medio ambiente.

Win Star Bolivia cuenta con estas certificaciones en todos sus productos, así dándole a nuestros clientes una garantía para el consumo energético de su hogar

Pin It on Pinterest

Share This