Al igual que para todos los electrodomésticos, la elección de un refrigerador pasa por aspectos como el tamaño, diseño, funcionalidad y, claro, el precio. Sin embargo, si actualmente estás en busca de un refrigerador es importante que consideres otra variable: el consumo de energía eléctrica. En Win Star tenemos un refrigerador  para cada necesidad

Realmente los refrigeradores para el hogar no tienen una gran potencia en cuanto al consumo de energía, aproximadamente unos 200 Watts, comparado con una plancha que trabaja con unos 1.500W o una secadora de cabello de 2.000W. Pero el estar enchufado de manera permanente lo hace responsable de al menos el 20% de la electricidad que se consume en casa.

Por ello, si piensas comprar un refrigerador nuevo selecciona el que consuma menos energía eléctrica. Revisa la etiqueta de eficiencia energética, la cual indica que ese aparato cumple con la Norma Oficial Boliviana y ahorra energía. Recuerda que los de deshielo automático consumen 12% más de electricidad, lo que significa un mayor gasto.

Por todo esto, a continuación te presentamos una sencilla guía para que al momento de comprar un refrigerador nuevo elijas el modelo más económico y conveniente para tu hogar.

Para mejorar la eficiencia en el uso del refrigerador, debemos partir por considerar las características de cada modelo y tomar en cuenta algunos puntos importantes:

• Nuestras necesidades y hábitos.

• Número de personas que integran la familia.

• La frecuencia en la adquisición de víveres.

• Las costumbres de alimentación.

• El espacio disponible y la decoración de nuestra cocina.

Hoy día existe una amplia variedad de refrigeradores que se clasifican según su tecnología, entre los cuales destacan las siguientes opciones:

• De una puerta, ideales para solteros o parejas sin hijos. Tienen un pequeño congelador en la parte superior que sólo puede ser visto al abrir la puerta.

• Los dos puertas, como su nombre indica se caracterizan por poseer el frigorífico y el congelador cada uno en una puerta, operando con un sólo motor.

• Side by side, es el adecuado para familias numerosas por sus grandes dimensiones. Su principal característica consiste en que las áreas del congelador y refrigerador están dispuestas en posición vertical con apertura de derecha a izquierda. Se trata del aparato más sofisticado, ya que incluye extras como la expedición de hielos y agua fría. La mayor novedad en este electrodoméstico consiste en la incorporación de una pantalla de televisión en la puerta o hasta una PC con acceso a Internet.

Antes de elegir mide la altura, el ancho y la profundidad del espacio donde vas a colocar tu nuevo refrigerador. Asegúrate de medir el ancho de las puertas y los pasillos por los que debe pasar.

Además debes tener en cuenta los espacios necesarios para abrir las puertas del refrigerador completamente y extraer bandejas y rejillas. Fíjate en su capacidad total y compra un modelo cuyo volumen para almacenar alimentos sea el adecuado para tus necesidades. Comprar un refrigerador con una capacidad mayor a la que necesitas te resultará más caro y también en el consumo de energía eléctrica.

Mantenimiento y uso del refrigerador

Todos estamos al tanto de la función y servicios que un refrigerador puede darnos, pero no cuáles son sus mecanismos fundamentales; conocerlos adecuadamente nos ayudará a solucionar pequeños percances que pudieran surgir durante su uso cotidiano.

Aunque es cierto que estos electrodomésticos difieren unos de otros debido a los distintos modelos, todos poseen características generales o compartidas, una de ellas es el sistema cerrado para la circulación de gas refrigerante que recorre toda la cara posterior del aparato.

Cuando el gas se activa, recorre todo el aparato y se transforma de gas frío a líquido caliente dispersando el calor del interior al exterior y, al mismo tiempo, enfriando los alimentos que están dentro.

Para un adecuado mantenimiento del refrigerador es necesario quitar el polvo y limpiar al menos cada cuatro meses la serpentina que se encuentra detrás del mismo, así evitaremos que no se obstaculice el intercambio térmico.

Si te ausentas por más de 15 días vacía el electrodoméstico y desconéctalo, dejándolo con la puerta abierta para que no se generen malos olores.

• Espera un tiempo antes de enchufarlo. Cuando mueves el refrigerador el gas se agita y eso no permite el buen funcionamiento. Por eso debes dejar un tiempo prudente antes de conectarlo. Si lo transportas desde un lugar lejano, por ejemplo de la tienda a tu hogar, te aconsejamos dejarlo sin movimiento un día antes de enchufarlo. Si lo transporta dentro de tu misma casa, pero se levantó y bajó, espera seis horas antes de enchufarlo nuevamente. Cuando lo muevas, no lo pongas a más de 45° de inclinación, ya que podrías tapar las cañerías internas y eso sería perjudicial para el buen funcionamiento.

Consejos útiles para ahorrar energía

La eficiencia energética es más que un tema de moda. Es un factor que puede hacer que tu cuenta de energía sea menor el próximo mes. Conoce los consejos para hacer un uso más eficiente de tu refrigerador.
• Sitúa el refrigerador alejado de la estufa, fuera del alcance de los rayos del sol y con buena ventilación, eso ayuda a mejorar la eficiencia del enfriamiento y ahorra energía.

• Comprueba que la puerta selle perfectamente y revisa periódicamente el empaque, si no cierra bien puede generar un consumo hasta tres veces mayor al normal.

• Colocar correctamente los productos evitando la obstrucción de salida de aire.

• Mantener la temperatura adecuada, el hecho de que se reduzca la temperatura no implica que los alimentos se conserven mejor, por ende, hay que seguir las recomendaciones del fabricante.

• Deja enfriar los alimentos antes de refrigerarlos. La posición correcta del termostato es entre los números 2 y 3. En clima caluroso, entre los números 3 y 4.

• Enchúfalo con conexión a tierra. No uses cables ni extensiones que pudieran arriesgarte a un cortocircuito.

• Instala tu refrigerador en un lugar seco. La humedad puede ocasionar cortocircuitos y además facilita la oxidación de los materiales.

• Evita abrir las puertas del refrigerador y congelador innecesariamente. Eso hará que trabaje más y gaste más energía.

• Ubícalo en un lugar firme, a nivel de piso y sobre una superficie pareja. No lo instales sobre alfombra. Si lo dejas desnivelado puede hacer ruido.

• Deja un espacio amplio (10 centímetros) en la parte trasera y en los costados. Es importante que el aire pueda circular libremente, sobre todo en la parte de atrás.

• Nivela bien las patas del refrigerador, una vez que lo tengas ubicado puedes hacerlo manualmente girando las patas hasta que queda perfecto.

• Acomoda los productos en los lugares indicados para ello.

• No cubras las bandejas o parrillas con cartón o plástico porque no dejarías que el aire circule libremente.

• Mantén tu congelador lleno: los alimentos congelados ayudan a mantener la temperatura más fácilmente.

• Para limpiar tu refrigerador recuerda siempre desenchufarlo antes. Saca los alimentos. Limpia el interior con un paño humedecido. Es recomendable que lo limpies son una solución de bicarbonato de sodio mezclado con agua (1 cucharada por litro de agua).

• Para limpiar la parte externa pasa un paño humedecido con alguna solución jabonosa. No uses sustancias abrasivas o corrosivas.

• Limpia con un paño las gomas de sellado de las puertas. Estas son fundamentales para al buen funcionamiento y ahorro de energía.

• La parte trasera siempre acumula polvo y pelusas. Al menos una vez al año debes realizar una limpieza para que no se tape el ventilador. Desenchufa el refrigerador y saca las pelusas con la aspiradora o con una escobilla suave.

Pin It on Pinterest

Share This